> Google+






sábado, 12 de enero de 2013

Adelgazar corriendo: Conoce las claves del entrenamiento.

Digámoslo así, una gran cantidad de personas que dan el paso de empezar a correr, lo hacen porque quieren adelgazar corriendo; en un principio y visto desde la faceta más general no está para nada equivocado pues correr es de las actividades que puede a llegar a quemar más grasa, la cuestión es como hacerlo. Seguro que muchos de los que estáis leyendo esto, conocéis o habéis visto alguna vez personas que tras correr durante meses en la calle o en el gimnasio no solo no han adelgazado sino que han cogido más peso, ¿es esto normal?¿no dicen que correr adelgaza?; pues bien vamos a intentar de explicar las claves para que correr y adelgazar vayan de la mano y consigamos realizar nuestro objetivo que no es otro que quitarnos esos kilitos de más.



Pienso y cada día estoy más convencido de ello, que el principal problema de las personas que quieren perder peso corriendo es la falta de ideas a la hora de planificar un entrenamiento, y me explico: muchos de los que quieren adelgazar corriendo sin más, lo que hacen es ponerse ropa deportiva y salir a la calle a intentar correr, los primeros días les costara trabajo por la falta de costumbre y no llegaran ni a 30 minutos, conforme vayan pasando los días correrán más y más hasta cerca de una hora y verán que efectivamente su cuerpo empieza a quemar grasas y por consiguiente adelgazar corriendo con lo cual estarán contentos; pero aquí ahora viene el problema, tras varios meses siguiendo la misma rutina, el cuerpo se “acostumbra” a esa actividad volviéndose más eficiente, es como si el mismo se dijera: “Ahh.. que lo que quieres que haga es eso que hacemos a diario y que ya me sé de memoria”. Es por ello que la variedad en el entrenamiento sea del tipo que sea es tan importante.


Pensad que si no fuera así como os acabo de explicar, llegaría un momento que para que nuestro cuerpo siguiera adelgazando tendríamos que aumentar aún más el tiempo de carrera, y nos encontraríamos con personas que tras llevar un año corriendo para adelgazar tuvieran que correr más de 3 horas todos los días para seguir quemando las mismas calorías que el primer mes de empezar a correr.

¿Cuál sería entonces la clave?

La clave estaría en dos factores muy importantes y estudiados por muchos investigadores del deporte: la variedad (como ya dijimos) y la intensidad. Al salir a correr tenemos que tener en cuenta que nuestro cuerpo tiene que sufrir esa “necesidad de tener que ir adaptándose a la mejora constantemente” sino no se progresa. De todas maneras el entrenamiento enfocado para adelgazar corriendo no es el mismo que el de preparación de una media maratón, principalmente desde el punto de vista psicológico.


No tengáis miedo de experimentar con el entrenamiento metiéndole pequeñas variaciones para hacerlo más divertido y motivante. Realizad rutinas de entrenamiento de 3 o 4 semanas y posteriormente analizadlas con una hoja de papel y un lápiz, mirad las cosillas que podéis cambiar para hacer la de la rutina algo diferente.

A modo de ejemplo y para que se vea que no es tan difícil vamos a elaborar un pequeño plan de tres semanas de una forma rápida y efectiva. Pensad que el entrenamiento para adelgazar corriendo no es tan elaborado como los entrenamientos para mejorar tiempo, admiten más diversidad y menos pautas estrictas, es de los más sencillos de realizar.

* Antes de cada sesión tenéis que realizar este calentamiento para correr y posteriormente realizar estiramientos.

Primera semana.

1er día: Carrera continua durante 20 minutos a ritmo medio.

2º día: Carrera continua durante 25 minutos pero andando 3 min en torno al minuto 15.

3er día: Correr 10 minutos, andar 10 minutos, correr 10 minutos.

Segunda semana.

1er día: Carrera continua 30 minutos a ritmo medio.

2º día: Carrera continua 20 minutos ritmo medio, andar 10 minutos más, 5 min corriendo a un ritmo un poco más rápido.

3er día: 15 minutos a ritmo medio, 5 series de 200 metros a ritmo medio descansando entre cada serie 1:30 min

Tercera semana.

1er día: Carrera continua 30 minutos ritmo medio, y cada 5 minutos aumento el ritmo un minuto a lo máximo que podamos.

2º día: Carrera continua 10 minutos, 10 series de progresivos 100 metros, empezando lentamente y terminando a tope. Entre cada serie 1 min de descanso.

3er día: Carrera continua 40 minutos a ritmo medio.

Si os fijáis en todos los entrenamientos el tiempo máximo de ejecución no pasa de los 40 minutos el más largo, esto redunda más la teoría que para adelgazar no hace falta meternos las grandes kilometradas ni correr más de una hora, como indique antes la clave está en la diversidad y la intensidad. No obstante solo lograran su objetivo aquellos runners que se tomen esto como una prioridad en la constancia está el secreto. ¿Quieres ser tu uno de ellos?




Compartí este post con tus amigos!

...o también puedes seguir el blog en:

1 comentarios:

Anónimo

Lo voy a intentar porque he llegado al punto que uno se estanca y no baja.

Compartí tu opinión con los demás, deja un comentario. ↓


 

©2011 Empezar a Correr | FuuTheme diseñado por Fuutec | Ir arriba ↑