Consejos

¿Cuando debemos cambiar nuestras zapatillas de running?

Uno de los elementos principales que todo corredor debe tener, tanto si es principiante como experimentado, es sin duda unas zapatillas de running. A menudo surge el problema de no saber o no tener conocimiento del tiempo de vida útil que le quedan a nuestras zapatillas de correr, con lo cual muchas veces son cambiadas cuando aun le quedan kilómetros de carrera y en otras ocasiones las gastamos tanto que lo único que provoca son lesiones y es entonces cuando decidimos cambiarlas cuando ya nos han hecho el daño.

Es por ello que tiene mucha importancia conocer cual es el momento en el cual se deben de cambiar unas zapatillas de running, aunque para esto no existe una combinación matemática exacta, si que hay ciertos síntomas que nos pueden llevar a pensar que es hora de “jubilar nuestras zapatillas de running”. 

Uno de los problemas que existen hoy día es la cantidad de calzado diferente que hay en el mercado para correr, algunos son para largos entrenamientos, otras zapatillas únicamente para series y entrenamientosde velocidad, algunas otras para carreras porque su peso es muy bajo, etc.; todo esto dificultad saber con exactitud si están lo suficientemente gastadas para cambiarlas o no.

La distancia.

Uno de los factores que más influyen en el desgaste del calzado es la distancia en kilómetrosque realicemos mientras corremos. Al correr la fricción con el suelo es mayor que si anduviéramos y cuanto mayor es la velocidad de carrera también producirá mayor desgaste. Es por ello que generalmente se suele hablar que unas zapatillas de correr tienen un tiempo de vida útil cercano a los 700 kilómetroscomo mucho; obviamente esto es un tanto subjetivo pues no solo depende de la distancia, hay mas elementos que aceleran el cambio de zapatillas como vamos a ver.

El terreno.

El 90% de corredoressuelen entrenar por terreno de asfaltoen llano, es por ello que la mayoría de empresas lo conocen y suministran calzado adaptado a este terreno. No obstante cuanto mas abrasivo sea el suelo que pisamos menor será el tiempo de duraciónde las zapatillas, siendo en las pistas de atletismo donde el desgaste se reduce mínimamente pues esta realizado de un material llamado “tartán” que mejora la caída y el impulso provocando en el corredor un poco de amortiguación en la pisada.

Que tipo de pisada tenemos.

Cuanto más perfecta sea la técnica de pisada menos rozamiento se provoca en el impacto con el suelo con lo cual será mejor para la vida útil de las zapatillas. Así mismo al aumentar la velocidad de carrera se darán menos pasos con lo cual también se reduce el desgaste.

 Entre los corredores los más efectivos con sus zapatillas son los conocidos como plantilleros, por el simple hecho que el impacto contra el suelo lo realiza casi con todo el pie, no hacen el apoyo de su peso corporal solamente en el talón; aunque esto no es lo mejor (por problemas de lesiones) si es cierto que mejoran sensiblemente el desgaste.

Nuestro peso corporal.

Igualmente no es lo mismo un corredor ligero de 65 kilos a uno que tenga 85 kilos, no solo desgasta más el calzado en sí, sino que además uno de los principales problemas a los que se enfrenta es la perdida de amortiguación por el vencimiento de la suela.
 
¿Cuál es el principal indicativo del desgaste en nuestras zapatillas?

Sin lugar a dudas y como ya muchos supongo que habréis averiguado, uno de los principales síntomas de cambiar nuestras zapatillas running es el desgaste de la suela. Una suela sin taco y totalmente lisa no tiene agarre ninguno y únicamente nos puede provocar lesiones y alguna que otra caída.

Ya de camino debemos de aprovechar para comprobar si efectivamente seguimos siendo neutros, pronadores o supinadores; podría ser que con la mejora en la técnica de carrera nos hubiera cambiado algo y ahora realicemos el apoyo del pie de una forma más correcta. Si observamos nuestras suelas vistas de una forma plana desde el talón se aprecia claramente el desgaste según las zonas.

About the author

Rodri P

Añadir Comentario

Click aquí para escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *