Consejos

Como elegir tus zapatillas de running según la pisada.

A menudo muchos de los corredores o corredoras que nos encontramos por las calles, tienen el gran dilema de no saber si las zapatillas de running que están utilizando, son las adecuadas para no tener que lamentarlo posteriormente en forma de lesión. Aunque la mayoría de aficionados al running tienen una pisada neutra o con supinación leve, no por ello tenemos que prestar menos atención a quien posee una pronación severa por decir un ejemplo.

Es cierto que la mayoría de empresas conocen de este hecho y por ello algunas se privan de realizar menor cantidad de modelos para pronadores en virtud de hacer mucha más variedad para la mayoría de neutros o supinadores leves.

Aunque a día de hoy y por observación de nuestra zancada, casi todo runner que este un poco metido en este mundillo conoce perfectamente que tipo de pisada tiene, lo que muchos no saben y ahí está el fallo, es que la pisada puede variar conforme la técnica de carrera nos haga mejorar y correr más rápido.

Existen 2 factores como son la estabilidad y la amortiguación,  que tenemos que tener en cuenta según el tipo de pisada que tengamos y es lo que va a depender a la hora de escoger un tipo de zapatillas running u otro. Es por ello que aquí os dejo los 3 tipos principales de corredores con los que nos podemos encontrar de forma general:

Corredores Neutros.
 
Este tipo de corredores son aquellos que tienen una tipología de pie normal, donde no están marcados por mucho arco interno y el apoyo del pie lo realizan en la forma correcta del impacto. Si nos fijamos en las zapatillas de running desgastada de un corredor neutro, seguramente el desgaste suele ser por igual a lo largo de toda la zapatilla con lo cual se puede decir que el tiempo de vida de las zapatillas para este tipo de corredores suele ser mayor.

Es recomendable que corran buscando el mejor confort y estabilidad en la pisada, acompañando esto con una buena amortiguación principalmente en el talón si son personas que superan los 75 kilos.

Corredores Supinadores.
 
Los pies giran hacia el exterior, suelen tener mucho arco y poco apoyo. Al realizar la zancada lo primero que toca el suelo es el talón y el lateral externo del pie, con lo cual sus rodillas giran igualmente hacia el exterior acompañando el movimiento.
 
Si vemos este tipo de corredores el desgaste se suele producir de una forma severa en la parte externa, con lo cual las zapatillas de correr para supinadores extremos suelen tener un refuerzo en goma o con mejor calidad en esa parte externa.

La lesión típica de los supinadores viene por las rodillas como ya habréis imaginado. Generalmente ese dolor se prolonga al tibial superior ya que el pie tiene que rotar al exterior para hacer el apoyo, con lo cual la tibia tiende también a formar un arco.

Las zapatillas recomendadas para este tipo de corredores son aquellas con una muy buena amortiguación prescindiendo así de una mejor estabilidad.

Corredores Pronadores.
 
Suelen ser el grupo minoritario dentro de los corredores. Tienen un arco de pie muy bajo realizando el apoyo completo en la parte media del pie, si viéramos correr a un runner pronador desde atrás, seguramente nos daríamos cuenta que apenas apoya talón. Suelen ser de los denominados corredores plantilleros ya que realizan el primer impacto de forma simultánea con talón y parte media a la vez.
 
Al igual que antes este movimiento forzado propicia que las rodillas sufran continuamente si no se tiene cuidado a la hora de correr. La fascitis plantar es algo característico en una pronación exagerada del pie al correr, necesariamente llegado este momento si no mejoramos con reposo se necesitara de tratamiento.

Las mejores zapatillas de running en este caso son aquellas con una gran estabilidad manteniendo una suela de material duro y firme. Suelen ser modelos con una suela ancha y propicia para el apoyo en todo el pie. La parte del talon esta fabricada para ser resistiva al exceso de pronación.
 
Consejos para comprar tus zapatillas de forma adecuada.

. No escatimes en el precio o a la larga te saldrá caro, en esto del running una buena zapatilla es sinónimo de bienestar en tu entrenamiento. Generalmente aquellos corredores que empiezan a correr con unas zapatillas de gama baja terminan por comprar algunas con más prestaciones debido a los problemas que les suele acarrear las otras.

. Nunca te fíes de las opiniones no contrastadas sobre unas zapatillas. Siempre tienes que decidirte tú dependiendo de tus características, porque cada pie es un mundo y cada persona corre de manera diferente. A lo largo de mis años como atleta me he encontrado con este error multitud de veces, unas zapatillas de running específicas pueden ser muy buenas  pero si no te sirven porque no se adaptan a tu pie mejor no las utilices.

. Generalmente cada corredor suele tener una marca favorita a la hora de adquirir unas zapatillas. Pues bien hay veces que surge la duda de si cambiar de marca para probar otras diferentes, con el riesgo que ello conlleva, y yo os digo ¿Si os va bien con esa marca porque cambiar?

. Una vez me preguntaron, si es normal tener varios pares de zapatillas para correr según el entrenamiento. La respuesta es un rotundo sí, pero todo dependiendo del nivel del corredor y lo que pretendamos conseguir con nuestro entrenamiento. No es lo mismo un corredor que corre de una forma saludable 3 días en semana para hacer algo de deporte, que aquel corredor que corre 5 días en semana y suele ir a competir.

Cada par de zapatillas tiene un periodo de vida según kilómetros, igualmente las hay más ligeras y más pesadas, con más amortiguación y menos, etc.; solo tú sabes cuál es el uso que le vas a dar y que te viene mejor.

About the author

Rodri P

Añadir Comentario

Click aquí para escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *