Consejos

Como evitar los calambres al correr.

Salimos a correrpor la mañana, todo pinta bien hace buen tiempo, nos encontramos enérgicos, empezamos lentamente para ir aumentando nuestro ritmo y uppss, sentimos calambre en una pierna. Este es el principio de la historia de muchos runners que ven truncado su entrenamiento, por el hecho de sin esperarlo ver dañada su musculatura por un espasmo de dolor. Por suerte esta lesión temporal no suele durar mucho más de unos minutos y que generalmente va desapareciendo.

Mucho se ha investigado sobre sus causas y métodos de prevención, podría decir sin miedo a equivocarme que casi todo corredor ha sufrido alguna vez un calambre.  Suele deberse a factores de deshidratación, mal estiramiento, falta de potasio o simplemente por cuestiones ambientales o extremas de temperatura.

La cuestión es que nadie está a salvo de sufrir mientras corre un calambre. Por lo general no es algo repentino, suele aparecer por fases y la persona que lo sufre suele notar pequeños dolores y contraccionessobre el musculo que posteriormente lo va a tener. Si somos capaces de identificarlo antes de que nos de el dolor de una manera intensa, baja el ritmo, párate a estirar y bebe algo de agua si llevas contigo.

prevenir-calambres

En caso contrario si ya nos ha dado el calambre mientras corremos, párate en algún sitio donde te puedes sentar sin peligro y estira tu musculatura a la vez que masajeas el musculo con los dedos de manera circular.  Ve pensando en acortar tu trayecto de entrenamiento o bajar tu ritmo posiblemente se repitan los episodios de dolor si seguimos con la actividad.

Una solución por la cual optan algunos atletas y que les funciona, es simplemente cambiar de forma de zancada, hacerla más corta o más larga, con eso se consigue que los músculos que trabajas cuando realizas el impulso y el aterrizaje cambien o rindan en menor o mayor proporción.

Por último, si no es la primera vez que te ocurre, es necesario evaluar cuáles son las posibles causas de ese dolor intenso. Todo corredor debe prevenirse de calambres mediante una buena dieta sana con frutas, igualmente acostumbrarse a tomas bebidas con sales minerales y electrolitos reponedores de energía. Por ultimo acostúmbrate a realizar un buen calentamiento para correr y atarte bien los zapatos (no de una manera demasiado fuerte).

Si tras todo esto te sigue ocurriendo, opta por realizar una analítica de sangre, posiblemente te falte alguna vitamina. Es la única manera de dar con el problema y poder recuperar tu eficiencia mediante suplementos ricos en calcio, magnesio o potasio.

About the author

Rodri P

Añadir Comentario

Click aquí para escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *