Consejos

¿Como prevenir y evitar las ampollas en los corredores?

Los pies, esa parte de nuestro cuerpo desconocida para muchos corredores pero que tanto hay que cuidar. Visto desde un punto anatómico, es la única parte de los corredores que están en contacto casi constante con el suelo; el alto impacto en la pisada así como una mala elección de zapatillas de running puede dar lugar a muchos problemas que en determinados casos desembocan en dejar de correr definitivamente.

No obstante en este artículo os queremos hablar de un pequeño problema común que siempre está presente en muchos corredores cuando comienzan a correr; se trata de las conocidas ampollas, las cuales suelen aparecer en los dedos.

Desde un punto de vista físico, las ampollas son unas pequeñas bolsitas de la epidermis las cuales están rellenas de líquido transparente parecido al agua, aunque en ocasiones también se presentan rojizas porque contiene algo de sangre. Estas ampollas salen al correr como consecuencia del roce que sufren los pies con los calcetines o por una presión inadecuada de las zapatillas de running.

ampollas-al-correr

También fomenta la aparición de ampollas, realizar entrenamientos intensivos o correr por superficies cambiantes donde los pies tienen que estar continuamente amoldándose al terreno.

Para curar las ampollas podemos utilizar dos formas:
 
La primera y más lenta es simplemente taparla con un apósito y esperar con el tiempo a que se vacié de líquido y se seque (técnica especialmente utilizada cuando la ampolla tiene sangre).

La segunda y más efectiva es pinchar la ampolla con una pequeña aguja esterilizada, vaciar el líquido que tenga y posteriormente poner un antiséptico en la ampolla (por ejemplo betadine), de esta forma se secara mucho más rápidamente y terminara cayéndose.

Como prevenir las ampollas.

* Mejorar la técnica de correr con estos ejercicios pliométricos.

* Utilizar unas zapatillas adecuadas que tengan una buena transpiración.

* Llevar calcetines especiales de running con refuerzos delanteros y en el talón.

* Untar cremas para pies o en su defecto algo de vaselina entre los dedos, así evitaremos la fricción del roce.

* Utilizar tinta de Binjui para endurecer la piel de los dedos.

Con estos consejos que os hemos dado seguro que vais a llevar mejor este mal menor de todo corredor, cuidar los pies a la hora de correr puede ser síntoma de no tener lesiones mayores porque realizaremos apoyo sin miedo.

** Para terminar os pedimos que si os ha gustado el articulo lo deis a compartir en vuestras redes sociales, así nos ayudareis a seguir escribiendo y seguro que llegara a mas corredores que quizás les puede interesar. Gracias.

About the author

Rodri P

Añadir Comentario

Click aquí para escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *