Zapatillas para correr

Escoger mis zapatillas para correr: todo un dilema.

Una y otra vez se sigue cayendo en el mismo error a la hora de escoger unas zapatillas de running para empezar a correr, y es que a veces este dilema se convierte ya en casi una obsesión por buscar la zapatilla perfecta para una pisada “no tan perfecta”. Lo que esta claro es que una buena elección de zapatillas no solo nos ayudara a mejorar nuestra carrera sino que además seremos menos vulnerables a lesiones; la cuestión entonces seria ¿Cómo sé que zapatillas running me vienen bien?
Antes de ni siquiera pensar en el presupuesto que tenemos para la compra, tenemos que tener claro el uso que se le va a dar:

¿Sobre que tipo de terreno correremos? Podemos diferenciar en este aspecto básicamente dos tipos de zapatillas de running, las conocidas como zapatillas de asfalto las cuales se caracterizan por ser menos robustas y con una suela mas lisa con menor taco; y al contraria las trail running concebidas para la practica de la carrera por terreno abrupto mezclando piedras y arena, donde el agarre y la tracción juegan un papel fundamental.

 ¿De cuanto tiempo suele ser nuestro entrenamiento? Hay zapatillas de correr que dependiendo el tiempo de duración de nuestro entrenamiento o carrera serán mas aptas que otra. Todo esto tiene que ver con la amortiguación de la zapatilla y también con su peso. Cuanto mas tiempo estemos corriendo mejor amortiguación debe de tener pero mayor será su peso (estas dos condiciones son fundamentales tenerlas claras).

¿Cual es mi peso actual? He aquí el dilema entre corredores ligeros, medios y pesados; no todas las zapatillas running valen para todo el mundo, a la hora de comenzar a correr mira mas lo funcional antes que la estética al fin y al cabo es lo que nos llevara a correr mas y mejor. Por decirlo de alguna manera comúnmente los corredores ligeros suelen tirar mas por zapatillas con gran estabilidad y menos amortiguación, en el caso de los pesados suele ser mas al revés buscan un calzado con una gran amortiguación (debido a su peso) dejando algo mas de lado el peso de la zapatilla y su estabilidad.

¿Que tipo de pisada tengo? Sobre esto ya lo explicamos en otro articulo, generalmente la mayoría de corredores suelen tener pisada neutra o supinadora leve; no obstante echadle un vistazo a cual es la vuestra, como consejo os diré que en las tiendas Decathlónte realizan un análisis de la pisada gratuitamente, solo tienes que informarte.

escoger-zapatillas-running

Una vez que nos hemos realizado estas preguntas que van relacionadas con nosotros mismos y la actividad para la que le vamos a dar uso, ahora queda ir a buscar “nuestras zapas”, los aspectos que tenemos que mirar son los siguientes:
  •  La flexibilidad de la zapatilla, coged la del expositor o muestra sin miedo y aguantando por el talón y la puntera flexionarla por su parte central. Tienes que ser capaz de flexionar un 30% aprox. sin ningún tipo de problema, eso será buena señal. Tenéis que tener en cuenta que una zapatilla muy flexible será menos duradera que otra que es menos flexible.

  •  Mirad la suela y el grosor de ella, cuanto menos dibujo tenga y menos grueso sean los tacos a menudo serán mas vulnerables al desgaste. Es común entre las zapatillas conocidas como voladoras tener poca suela y con ello mejoran el bajo peso de esta, el problema radica en su tiempo de uso que no suele llegar más allá de 600 kilómetros.

  •  El equilibrio de las zapatillas running tiene que ser otro factor a tener en cuenta, debemos fijarnos en su peso y su amortiguación ya que suelen ser contrapuestos. Una persona que escoja unas zapatillas con una muy buena amortiguación gana en calidad de la pisada pero pierde en el peso y suele costar bastante realizar carreras o entrenamientos largos con ellas. En cambio si es un calzado ligero puede que tus rodillas lo sufran por efecto de no tener una buena amortiguación, ¿que debemos hacer? Buscar unas zapatillas runningintermedias que tengan buena amortiguación pero a la vez no sean muy pesadas.
La hora de probarlas en la tienda.

* Nunca te olvides de probar tus futuras zapatillas runningcon los calcetines que usas habitualmente para correr, así sabrás perfectamente si te quedan bien adaptadas a los pies o no.

*  No te olvides lo que anteriormente te indicamos, escoge zapatillas según tu peso y tu pisada; esto te ayudara a ir mejor en los entrenamientos.

* El pie tiene que quedar dentro como si fuera un “guante en la mano”, es decir no puede haber espacios innecesarios, tiene que estar completamente sujeto por todos sitios, lo ultimo que queremos es encontrarnos con las temidas ampollas provocadas por el roce.

* Os tenéis que probar las dos zapatillas no solo vale con un pie, esto es principalmente porque no somos simétricos y a veces el apoyo se realiza bien con un pie y con el otro se suele apoyar de forma diferente.

* Preguntar siempre sobre todo si es en grandes superficies comerciales la posibilidad de cambiarlas si veis que no funcionan como esperáis. No será la primera vez que devuelvo unas zapatillas running con uno o dos entrenamientos encima porque no iban como me esperaba y me equivoque en la elección (a veces ocurre).

** Consejo personal: Si tenéis dudas entre dos o tres modelos, consultad en internet las opiniones de los que las han probado, seguramente os sacaran del apuro. Como siempre digo es preferible comprar un modelo que tiene ya un tiempo y una buena reputación antes que unas zapatillas que acaban de salir al mercado y no se sabe su rendimiento.

About the author

Rodri P

Añadir Comentario

Click aquí para escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *