Consejos

Los 25 mejores consejos para empezar a correr.

Empecemos el día con energía, y con ello nada mejor que ofreceros un “gran artículo” donde aprenderéis muchos pequeños consejos que os servirán para empezar a correr y sobre todo os serán útiles de cara a un futuro. Así que sin andarnos por las ramas haya vamos con los 25 mejores consejos para empezar a correr:

1. El primer consejo no puede ser otro que este, para comenzar a practicar este deporte hace falta sobre todo concienciación. La motivación  y la constancia van de la mano, establece una pauta diaria como el que va a comer o se ducha, de esta forma crearemos el  hábito de salir a correr.

2. El calentamiento también es entrenamiento. En vuestro primer mes la musculatura sufrirá cambios día si y día también (sobre todo tendrás agujetas), es por ello de la importancia de realizar previo al ejercicio físico una mínima preparación muscular, es como decirle a nuestro cuerpo: “ehh que en unos minutos vamos a empezar a correr, prepárate”.

3. Bebe más de lo que sudas. Cuando se realiza ejercicio de alto impacto aeróbico como suele ser el running, es necesario hidratarnos más de lo que gastamos. Por ello si no estás acostumbrado a correr, tienes dos opciones: o salir bien hidratado de casa tomando 30 minutos antes pequeños buches, o llevar una pequeña botella de running en la mano para beber de vez en cuando.

4. No te marques objetivos a largo plazo. Es más fácil pensar en pequeños retos semanales más que plantearte por ejemplo algo para dentro de 1 mes. La progresión será mayor si la haces de esta forma e iras mejorando tu forma física sin apenas darte cuenta.

5. La inversión es salud. Aunque normalmente correr es de los deportes más baratos que existen, también es cierto que no por ello tenemos que ir a lo mínimo necesario. Adquirir unas buenas zapatillas de running es esencial para prevenir lesiones, si queréis saber cómo elegir unas zapatillas para correr mirad esta artículo.

6. Descansar como fundamento para mejorar.  La “pieza clave” de todo entrenamiento es descansar, sin ello nuestro cuerpo no asimila el entrenamiento y si no realiza esto seremos incapaces de mejorar poco a poco nuestro entrenamiento. Establece entrenamientos con días alternos de descanso, sobre todo los primeros meses.

7. Correr es de cobardes. Cuántas veces hemos escuchado esta típica frase, mi respuesta siempre es la misma: “todo aquel que lo dice es porque no es capaz de hacerlo”. La positividad en este deporte es fundamental, por mucho o poco que mejoremos no debemos de dejar de correr. Este deporte engancha con el tiempo, dedícate a realizar entrenamientos lo demás llegara solo.

8. ¿Entrenar con pulsómetro o sin pulsómetro? Si lo único que quieres es ver si te terminas por aficionar al running, sinceramente no te gastes el dinero en un pulsómetro. Obviamente los entrenamientos al principio apenas requieren de este reloj porque no trabajaremos con frecuencias cardiacas, sino más bien con habituarse a unas pautas de entrenamiento.

9. Música para correr. Está demostrado sobre todo en los niveles iniciales, que correr con música mejora el rendimiento. Uno de los problemas que sufren los corredores cuando hacen grandes marcas es el sufrimiento psicológico y el estrés al que están sometidos. Es por ello que para aquellos que empiezan a practicar running ponerse canciones motivadoras para correr, ayuda a no pensar en el ejercicio y a esforzarse un poco más en el entrenamiento.

10. Comer antes de correr. Es recomendable hacerlo 2 horas antes de realizar el ejercicio, aunque si hay alimentos que nunca debes ingerir previos a la carrera, sobre todo aquellos que llevan azúcar en abundancia. Es preferiblemente mejor tomar una fruta con un poco de bebida isotónica.

11. Ropa adecuada a cada temporada. En la mayoría de tiendas de running, hay dos tipos de ropa técnica para correr, la primera es la térmica o ropa para el frio y la segunda la técnica transpirable para el verano. No utilices ropa técnica que no corresponde según la temperatura exterior o un entrenamiento normal puede llegar a ser 50 minutos de sufrimiento.

12. El diario del corredor. En la primera etapa de nuestro entrenamiento running, es bueno que cojas la costumbre de apuntar las sensaciones que tengas cuando vayas corriendo, más tarde te servirán para no cometer los mismos errores. Utiliza una pequeña agenda en la cual describas si te ha molestado algo, como llevabas la respiración y por supuesto las pulsaciones al finalizar (puedes hacerlo manualmente con los dedos).

13. Análisis de sangre antes de correr. Es fundamental si llevas mucho sin hacer deporte, saber cómo está tu cuerpo. A veces es necesario acompañar los entrenamientos con multivitaminas y para ello nada mejor que acudir a nuestro médico y hacernos una revisión.

14. ¿Qué zapatillas de correr me compro? Lo mejor es unas zapatillas de entrenamiento, que tengan amortiguación y además sean cómodas. No mires el peso porque de momento no vas a correr carreras y no vas a ir a ritmos muy rápidos. Para el primer año te servirán y para entonces ya estarás “enganchado” a esto del running.

15. A correr se aprende corriendo. Esta frase es uno de los griales que marcan los principios básicos del entrenamiento, aquellos que comienzan a correr lo que menos hacen al principio es correr. Cuando vayan adquiriendo forma, aumentara el tiempo corriendo y cada vez será menos andando. Es a partir de entonces cuando empezaremos a aprender a correr.

16. Descubriendo mitos: correr con sudadera. Uno de los grandes motivos por los que muchos se inician al running, es por perder peso corriendo, pero adelgazar corriendo no significa tener que soltar líquido corriendo. Correr con ropa excesiva no lleva a nada, todo el “peso líquido” que hemos perdido al correr se recupera cuando lleguemos a casa y bebamos agua. Es por ello que la transpiración de nuestro cuerpo tiene que ser regular, adelgazar corriendo implica constancia y como no entrenamiento.

17. Correr con amigos. La parte social de este deporte es muy importante a la vez que efectiva para poder llevar nuestro entrenamiento. Entrenar con amigos nos hace establecer vínculos sociales con personas que realizan lo mismo que nosotros;  igualmente hablar a la vez que corremos es un sobreesfuerzo de déficit de respiración que nos ayudara a mejorar nuestro ritmo en un futuro debido a esta demanda de oxígeno.

18. Mi hora favorita para correr. Elegir una hora para correr no es tarea fácil para muchos. Recomiendo encarecidamente que sea por la mañana temprano o por la tarde cuando acaba el día. Por la mañana temprano nos ayuda a pensar en la planificación de lo que vamos a realizar durante el día mientras corremos; en cambio sí corremos por la tarde es un relax después de todo lo realizado para disfrutar el trabajo bien hecho.

19. Estirar reduce las lesiones. Muchas de las lesiones que se producen al correr, son debidas a la contracción muscular que se produce en los entrenamientos. Cuando terminamos de correr, es esencial volver a elongar esa musculatura de forma que vuelva a su estado natural. Es normal en corredores noveles que los músculos se queden contraídos durante horas después del entrenamiento.

20. ¿Qué hacer si me canso? Lógicamente bajar el ritmo, no pienses que eso es una derrota, en un futuro puede ser una victoria solo que fraguada a largo plazo. Lo normal para los principiantes en running es no salir corriendo desde el primer día. Lo ideal es alternar correr con andar como ya mostramos en nuestro primer entrenamiento running.

21. No corras siempre el mismo circuito. Nuestro cerebro es sabio y como tal a veces intenta pasarse de listo, correr siempre de la misma manera y mismo recorrido hace que la asimilación del entrenamiento mejore y cada vez marques mejor tiempo. Esto tiene una contrapartida, y es que cuando vayamos a correr a otro sitio que no sea el que estamos habituados, psicológicamente sufriremos mucho más y como consecuencia bajamos el ritmo.

22. Complementos al running. Además de correr es bueno de vez en cuando ir variando a deportes complementarios. En mis entrenamientos con principiantes suelo utilizar mucho la natación como algo adicional, ¿Por qué? .. diréis; es sencillo, cuando nadamos la respiración sigue unas pautas rítmicas al bracear (cojo aire – expulso aire); es por ello que he notado como aquellos corredores que meten este deporte en sus rutinas suelen tener mejor técnica respiratoria y como consecuencia las pulsaciones bajan.

23. No lo dejes para otro momento, el momento es ahora. Al iniciarse a un deporte por encima de la forma física es más importante la voluntad de la persona. Si queremos empezar con buen pie en la “psicología de correr”, no esperes a otro momento si lo puedes hacer en ese instante. Quizás dentro de unas horas te surjan otras cosas y ya dejes de entrenar ese día, con lo cual no cumplimos con una de las reglas de oro de este deporte, la constancia.

24. Entrenar no es correr siempre el mismo tiempo. Si realizamos esto como corredores principiantes, seguramente nuestro “periplo” como atletas terminara pronto por el fenómeno aburrimiento.  Entrenar no es correr todos los días 45 minutos, entrenar es más que eso; realizar serie, circuitos de potencia, interval training, cambios de ritmo y por supuesto más a largo plazo poder correr alguna carrera asequible.

25. En este último consejo únicamente quiero deciros que no perdáis la motivación por correr, es algo que se adquiere con el tiempo… ya lo sé; pero sed capaces de ir viendo como vais mejorando, planteando retos, encontrando límites y por supuesto sintiéndoos mejor con vosotros mismos. El running es un estilo de vida y en la mayoría de casos cuando os queréis dar cuenta ya no podéis dejarlo, bienvenidos a este mundo.

** Si te ha gustado este “mega-articulo” compártelo en Facebook o Twitter (abajo tienes los botones) nos será de gran ayuda y valorara de alguna manera nuestro trabajo. Gracias y un saludo.

About the author

Rodri P

Añadir Comentario

Click aquí para escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *