Consejos

Respiración al correr: Uno de los grandes secretos de todo runner.

Si tuviéramos que poner en una balanza los factores que más influyen para correr másy los que empeoran nuestro ritmo, sin duda el factor respiratorio estaría en los primeros puestos en orden de importancia. La respiración al correr es casi igual de importante que la zancada, es un arma de doble filo que de no saberla utilizar puede dar al traste con nuestro entrenamiento. Produce flato, no coordinar la zancada, ir todo el tiempo a tirones, etc.; por lo tanto es conveniente aprender a respirar cuando se va a 170 pulsaciones y sin apenas tragar saliva, ¿te atreves a reto?

Ya anteriormente en esta misma página hemos comentado algunas técnicas de respiración para correr, pero como se suele decir siempre se queda algo en el “tintero” que explicar; el secreto de saber respirar al correr está en el uso del abdomen, se tiene que aprender a inspirar de forma que se empuje el aire hacia abajo con el diafragma, es la manera más sencilla de que nuestros pulmones se llenen a tope de aire.

Muchos principiantes tienen el problema que cuando empiezan a correr se agobian porque están más pendientes de la respiración que otra cosa, veamos chic@s, ahogar no os vais a ahogar, tomaros la respiración al correr con la mayor naturalidad posible, tenéis que pensar que nuestros organismo respira correctamente cuando ni siquiera somos conscientes de que lo estamos haciendo, con ello quiero decir que la naturalidad al respirar también tiene que primar al respirar corriendo.

respiracion-para-correr

¿Qué sucede cuando respiramos más de la cuenta? Pues que se produce una hiperventilación (o respiración rápida), con lo cual nuestro organismo tiene un exceso de aire, y como consecuencia podemos notar principios de mareos y palpitaciones en el corazón impropias del ritmo que llevamos. Correr implica acelerar tanto nuestra respiración como nuestras pulsaciones, es normal que sudes, que te sientas que te falta el aire y que además te canses, no confundid esto con lo que he indicado anteriormente.

Respirar al correrconlleva inspirar y expirar tanto por la boca como por la nariz, ese “mito” de que muchos solo inspiran por la nariz para expulsarlo solo por la boca, quitároslo de la cabeza, no hay ningún corredor que entrenando a un ritmo superior a 160 pulsaciones logre hacer eso. Uno de los síntomas inequívocos de vuestra mejora en el entrenamiento será las pulsaciones y la adaptación de vuestra respiración al ritmo que lleváis tan solo dadle tiempo y entrenamiento, lo demás llegara solo.

About the author

Rodri P

2 Comments

Click aquí para escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *