Consejos

¿Se llega a perder la barriga solo corriendo? Te lo explicamos.

Llegando el fin de año, empiezan las ganas de afrontar propósitos nuevos para este próximo 2014, entre los más demandados esta por supuesto querer adelgazar corriendo y convertir nuestra barriga en un vientre plano y liso, ideal para lucir palmito cuando llegue el mes de mayo y la ropa de verano se empiece a hacer más evidente. Como no queremos haceros perder el tiempo ni mucho menos que después tengáis una especie de semifrustación por no conseguir vuestro objetivo, vamos a intentar explicaros algo que no falla si vamos a hacer el intento de adelgazar corriendo, y es “bajar de la nube” y afrontar la realidad.

Aunque correr está considerado como uno de los ejercicios aeróbicos que más quema las grasas acumuladas, te hará falta algo más que eso y voluntad. Hay determinadas zonas donde se encuentra la considera “grasa focalizada”, es decir zonas que aunque modifiques tu alimentación, te pongas a dieta y además entrenes, te costara más trabajo deshacerte de ella. Ejemplo de estas zonas son aquellas consideradas como zonas frías, donde la circulación es menor y el tejido adiposo se acumula sin nada ni nadie contra que luchar, el vientre o las famosas cartucheras son puntos débiles en todo aquel o aquella que quiere correr y adelgazar.

¿Quieres hacer tu mism@ la prueba?

 
Para aquellos y aquellas que quizás son algo mas escépticos porque le han “vendido la moto” de que esto no es verdad, algo tan fácil como salir a entrenar 20 o 30 minutos a intensidad media. Al terminar observaras que la temperatura de tu cuerpo ha aumentado de forma general mientras que las zonas de acumulación de grasa permanecen a una temperatura mucho más inferior que el resto del cuerpo. Esto es debido a que esas zonas no tienen apenas circulación sanguínea por lo cual no llegan a coger temperatura como otras partes del cuerpo, ¿Cuál es la consecuencia de esto? Que el cuerpo no puede quemar esos almacenes de tejido adiposo alojada en determinadas zonas.

Aquí la solución.

 
Noooo tranquil@s que no todo va a ser malo, os traemos una noticia buena, se puede combatir y perder parte de esa grasa si llevamos cierto control y obviamente complementamos con otros ejercicios que no sea solo correr.  El secreto de ir perdiendo lentamente esa grasa acumulada está en que nuestro cuerpo poco a poco vaya reabsorbiéndola, los ejercicios aeróbicos en gimnasio son muy buenos, abdominales, lumbares y por supuesto rotaciones de cintura.

Las piernas se deben de trabajar mediante la utilización de bandas elásticas o el conocido balón de Pilates. Son ejercicios en los cuales no se trata de utilizar peso, simplemente con nuestro propio cuerpo y muchas repeticiones lograremos reducir volumen del tren inferior.

Deporte complementario.

 
La natación al igual que correr, es un deporte aeróbico, aunque no se consigue adelgazar tanto como cuando corres, si es cierto que para moldear la figura viene ideal. Tened en cuenta que el movimiento de rotación de cintura y el ejercicio de batida de piernas no se consigue con ningún otro deporte. Ambos movimiento naturales que se realizan cuando nadas, dan lugar a estilizar las piernas y  fortalecer los oblicuos en el giro de cintura.

Aunque obviamente también tiene una gran influencia la genética, se ha demostrado a ciencia cierta que la grasa focalizada se puede llegar a perder, entrenando para adelgazar corriendo y suplementando con ejercicios de fortalecimiento. En algunos casos las cremas reductoras también han ayudado a muchas personas, no te van a hacer perder la grasa en sí, pero si estimulan la circulación sanguínea a la vez que entrenas.

Esto es todo amigos, espero que os haya servido de ayuda y no os dejéis engañar por “gurus” que os prometen un cuerpo “top 10” en una semana, eso hay que currárselo. Si te ha gustado nuestro artículo, te pedimos que lo compartas en redes sociales y nos des un +1 en Google +, es importante para nosotros vuestra difusión y la motivación que nos podáis dar.

About the author

Rodri P

Añadir Comentario

Click aquí para escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *