10 trucos para comprar unas zapatillas de running.

En el artículo de hoy vamos a tratar 10 trucos para comprar las zapatillas de running es esencial gastarse dinero en unas buenas zapatillas para correr, es el principal elemento de este deporte y por el que no podemos escatimar si queremos cuidar nuestra salud.

Para realizar una compra de zapatillas para correr, es recomendable escoger una tienda especializada en zapatillas deportivas en las cuales los vendedores serán personas cualificadas y con experiencia en el running. Si tenéis algún problema ya sea biomecánico o de lesiones el médico, podólogo o fisioterapeuta seguramente podrá ayudar en la decisión final.

1.A la hora de comprar unas zapatillas no dará mejor resultado la que usted compre por su diseño, marca a un precio más elevado sino porque a la hora de ponérsela en el pie sea las más cómodas.

2. Cuando compre producto de este tipo es esencial la prueba, para ello es necesario que camine por la tienda incluso si fuera posible que iniciará una pequeña carrera así evitaremos el rozamiento de los dedos en la parte delantera o el roce típico del corredor en la parte trasera del talón.

comprar-zapatillas-running

3. Un fallo típico de todo corredor sobre todo de los noveles, suele ser comprar un modelo que a priori no les resulta muy cómodo para que con el paso del tiempo se vaya adaptando al pie. En la práctica, la zapatilla de running tiene que ser cómoda desde el primer momento que te la calzas.

4. A la hora de la compra las zapatillas se tienen que probar con calcetines y si usaras plantilla igualmente con ellas, de modo que se usarán tal y como posteriormente las vas a usar en los entrenamientos.

5. La zona del empeine o lengüeta tiene que tener acolchamiento. Esto es esencial, si tienes un empeine prominente o tus pies no son delgados.

6. A menudo las personas que se quieren comprar unas zapatillas de correr, escogen el mismo número de calzado que utilizan para otros zapatos, esto es un error, entre el dedo más largo y el filo de las zapatillas tiene que existir aproximadamente un centímetro de espacio, cuando corremos los pies tienden a sufrir un pequeño desplazamiento hacia adelante por la misma inercia del movimiento.

7. Es habitual, que después de un entrenamiento los pies se hinchen. Con lo cual, recomendable si vas a comprar unas zapatillas probarlas después de dicho entrenamiento, ya que en ese momento el error a la hora de coger la talla será menor.

8. Una manera fácil de detectar la calidad de la zapatilla, es ponerla sobre un piso firme y mirar desde atrás del talón, la suela tiene que estar perpendicular al suelo si no es así posiblemente dudaría de ese modelo.

9. Cuándo vas a comprar un producto de running, es necesario probar varios modelos y tallas hasta dar con el adecuado. Por norma general, en muchas ocasiones suelen ser regalos, si es este el caso aseguraros de qué tenéis el ticket de devolución.

10. Todas las zapatillas no sirven para lo mismo, no solo depende del tipo de pisada (pronador, supinador, neutro) sino que también influye el peso de la persona. Una persona con un peso superior a 80 kilos, necesitará las zapatillas más amortiguadas por lo que la suela debe de ser más ancha. Si nos equivocamos en esta elección posiblemente con el tiempo empiezan a aparecer molestias en las rodillas, típicas de este error.

Espero que os haya gustado este artículo y lo compartais con vuestros amig@s en redes sociales 😉 Hasta la próxima runner´s

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *