Consejos

Trucos para engañar a la mente mientras corres, aprende a sufrir.

Hola runner´s después de un pequeño descanso vacacional vamos a darle “caña” publicando esos artículos que sabemos que os gustan, hoy y para abrir boca os dejamos con algo que seguro que os vendrá bien. A menudo nos pasa cuando corremos que al esfuerzo físico que ya llevamos con el paso de los kilómetros se nos acumula el mental, a veces peor que el dolor de piernas del entrenamiento, podemos decir a groso modo que el sufrimiento mental, tan importante en el corredor, es ese pequeño demonio que tenemos encima del hombro que nos va diciendo a cada instante que nos paremos, que no tenemos por qué aguantar esa agonía.

Desde empezar a correr somos conscientes que en los corredores noveles, esto se agrava aún más por esa sensación de no ser capaz de vencer la barrera mental, es por ello que aquí os dejamos los mejores trucos para engañar a la mente y que el entrenamiento sea algo más ameno.

Divide tu carrera.

El cerebro del ser humano es capaz de asimilar mejor la información si la dividimos en segmento y no vemos los objetivos como muy lejanos. Es por ello que siempre se recomienda establecer sitios, zonas o kilómetros como pequeños objetivos; es decir de aquí hasta la zona del supermercado (por ejemplo) voy a ir más rápido para después estar un minuto a un ritmo mucho menor, posteriormente hasta el bosque (seguimos con el ejemplo) voy a ir a este otro ritmo. Es una forma muy eficaz de pasar los kilómetros casi sin darnos cuenta.

Auto convéncete.

Existe una técnica muy conocida que es la automotivación o técnica del auto habla positiva, consiste simplemente es convencerte a ti mismo de lo que tienes que conseguir, date ánimos pensando que “puedes hacerlo”, “eres el mejor”, “ya queda poco vamosss”..etc.

 

trucos-para-correr

 

Evadir la mente.

Es algo común en los corredores que tienen experiencia ponerse a pensar en sus cosas mientras van corriendo, esa capacidad de no pensar en la carrera se adquiere cuando mecanizamos la pisada y el braceo, nos empezamos a conocer muy bien a nosotros mismos y no tenemos que estar pendientes del ritmo y la respiración. Aunque al principio os cueste trabajo, es normal que con el tiempo asimiléis esta forma de correr, el tiempo pasara más deprisa y no os daréis cuenta de la distancia recorrida.

 La confianza en uno mismo.

A menudo las personas competitivas o ganadoras suelen tener mucha confianza por el simple hecho de que son capaces de creer que son los mejores. Aunque esta mentalidad puede ser un tanto “idealista” no dejar de ser una técnica más de defensa para subir la autoestima y ser mejor en lo que haces, en nuestro caso correr.

Visualiza sitios fijos mientras corres.

Esta técnica en forma de juego es muy usada por los más pequeños, diciendo “a ver quién llega primero hasta aquella pared”, este simple hecho trasladado al running, se podría traducir en llevar a cabo entrenamientos donde los puntos fijos sean nuestro gran aliado. Divisa en el horizonte distancias de 200 a 300 metros y planea llegar hasta allí, cuando llegues mira el tiempo que has tardado y en ese momento nos ponemos el siguiente punto. Es una buena forma de auto conocernos y llevar mejor ritmo ya que tenemos la mente distraída en otras cosas.

Por último y para terminar este articulo solo quiero exponer la importancia de engañar a la mente en el running, los grandes atletas de todo el mundo trabajan mucho esta parte de su entrenamiento. Una de las grandes técnica que me conto uno de los mejores atletas de este país en un meeting que coincidí con él, fue ponerse a analizar su cuerpo continuamente buscando y chequeando como va funcionando cada parte de su físico, y si la técnica y respiración que llevaba era la adecuada para ese ritmo, sencillamente un crack y muy difícil de hacer cuando estas disputando una carrera.

About the author

Rodri P

3 Comments

Click aquí para escribir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *